diumenge, 10 de març de 2013

L'ESGLÉSIA DEL FUTUR. REFLEXIONS DE JOHN SHELBY SPONG


Hi ha moments que no cal dir res si un altre ha dit tot allò que tu volies dir. Així que avui em limito a fer retalls de les  paraules del llibre Un cristianismo nuevo para un mundo nuevo del bisbe anglicà John Shelby Spong.
Les seves reflexions són una realitat en el present i s’avancen al futur. Estan ben lluny de les escenes del passat que desplega aquests dies la cúria vaticana amb una mostra de poder que escandalitza perquè és incomprensible.

 “Veo esa nueva iglesia o ecclesia como la comunidad de los que fueron llamados para salir de los límites, de los prejuicios, de las rupturas, del egocentrismo.
[…]
La liturgia en la ecclesia del mañana será ayudar a las personas que se reúnen en la comunidad a tener un mayor grado de auto-consciencia, para que entiendan la increible dignidad de ser plenamente humanas y de vivir de manera más profunda, intensa y completa.
[…]
El culto deberà ser también un medio por el que podamos desafiar y modificar radicalmente nuestros excesos, especialmente en los lugares más desarrollados. Eso significa convocarnos para ver la forma de disminuir la distancia entre ricos y pobres.
[…]
La ecclesia también será un centro de asistencia. Ayudarà a las personas a superar los momentos dificiles de su vida sin que se sientan solas […]. Tal vez no consigamos eliminar el dolor de la vida, pero al dolor le podemos quitar la soledad.
[…]
En la ecclesia del mañana también encontraremos una forma de subrayar otros momentos especiales de la vida que en el pasado no fueron tomados en cuenta por la liturgia. Me imagino, por ejemplo, la decisión, efectivamente muy dificil, de abortar un feto, o la de terminar una vida sostenida artificialmente. Creo que ambas decisiones humanas, hechas con responsabilidad deben ser parte de un acto litúrgico. Podríamos incluir casos como la adopción de una criatura, el trauma de un divorcio, la pérdida de un empleo…
[…]
No habrá privilegio de rango, status o autoridad en el liderazgo de la ecclesia del mañana, ni pretensiones de que lo sagrado sólo puede ser manejado por los capacitados u ordenados […]. La autoridad estará repartida entre toda la gente. Una presidencia laica de la eucaristía es inevitable. La cabeza institucional de la ecclesia del futuro serà parte de una jerarquía de servicio, no de poder.
[…]
Vivir, amar y ser, finalmente, es lo que nos relaciona con Dios."  (p.177-188)

1 comentari:

  1. pot ser li podries enviar al nou papa...per donar-li pistes...

    ResponElimina